El desafío de mantener una marca personal estratégica en la nueva normalidad

El desafío de mantener una marca personal estratégica en la nueva normalidad

Por Roxana Tutaya

Ante el actual escenario de incertidumbre sanitaria originado por la COVID-19, donde la virtualidad es parte de la nueva normalidad, los profesionales de las diferentes disciplinas se enfrentan al desafío no sólo de crear una marca personal con el fin de ser visibles a través de una ventaja competitiva, sino también de mantenerla. Existen cuatro factores a tener en cuenta para hacer frente a los retos que se plantean al querer mantener una marca personal estratégica: siendo el primero, cuidar la autenticidad de la marca, es decir que no sea un copy paste de la marca de otra persona. Es saludable recoger lo bueno de los demás, más no pretender copiarlos. Motivo por el cual, es importante respetar nuestra propia esencia como seres humanos, la cual nos hace únicos e irrepetibles. El segundo factor que se debe tener presente, es la congruencia que debe existir tanto en el mundo offline como en el online de la persona. Para ello, se deberá monitorear las diferentes plataformas digitales en las que se tiene presencia, a fin de mantener la consistencia entre lo que se dice, y lo que se hace en redes. De tal forma que, nuestra imagen en ambos estamentos, esté acorde al profesional que somos.

El tercer factor es la desición de tener o no presencia en medios digitales. En un entorno pre covid era entendible que algunas personas se cuestionaran esta desición, sin embargo, hoy en día dado el actual entorno under covid, se hace casi imperativo tener presencia digital, ya que de lo contrario pasamos por un divorcio de marca, con lo cual estaremos relegados no sólo en el ámbito profesional sino también en el social.

Finalmente, el cuarto factor a tomar en cuenta, es el hacer una presentación mediada estratégica y reflexiva, en la cual debemos revisar los contenidos de lo que publicamos, la frecuencia con la que publicamos, ya que como sostienen algunos autores en el mundo académico, se corre el riesgo de causar hartazgo en la audiencia ante encuentros demasiado recurrentes con la marca. De esta forma y ante un mercado laboral mucho más competitivo e inestable, va a ser de alta relevancia trabajar en el desarrollo de nuestra marca personal estratégicamente, a fin de que agregue valor a nuestra línea de carrera profesional.